Destinos europeos para parejas

Destinos europeos para parejas

Seis destinos europeos para seis tipos de parejas

Dime cuánto tiempo llevas con tu pareja y te diré a dónde escaparte

Indiscutiblemente, en Europa se encuentran algunos de los lugares más románticos del planeta. Desde sus vibrantes ciudades, hasta sus playas aisladas y sus paisajes impresionantes, cada país ofrece una experiencia inolvidable. Como cada pareja es, también, única, es fundamental elegir bien el lugar adonde escaparse según la etapa en la que se esté con el/la enamorad@. Pero no pasa nada porque cada uno de estos seis destinos románticos ofrece algo especial según sea el momento de la relación.

PARA LA PAREJA QUE ACABA DE EMPEZAR: BARCELONA

Barcelona es el lugar perfecto para enamorarse. Esta urbe ecléctica y animada ofrece un poco de todo para las nuevas parejas que buscan una escapada juntos llena de estímulos. Además de sus eternas horas de sol y de sus playas mediterráneas, el ambiente cosmopolita y su incomparable vida nocturna son una chispa extra para cualquier historia que acaba de empezar.

La capital catalana lo tiene todo para impulsar un amor que está comenzando. Los paseos, esa mera aparentemente pedestre y sosa, son infinitos cuando se construyen al lado de la persona indicada y se realizan por lugares tan especiales como el Paseo Marítimo de la Barceloneta o las callejuelas y plazuelas escondidas del Barrio Gótico. Y luego están los monumentos como la Sagrada Familia o el Parque Güell, dos iconos en los que la magia de Gaudí edulcora los sentimientos y donde las vistas se acompañan, inevitablemente, con besos.

Otra de sus grandes ventajas es que la ciudad se amolda al ritmo de cada pareja y no al revés porque permite ratos de relax en la playa, de entretenimiento cultural en sus museos o de pura gula en alguno de sus restaurantes con Estrellas Michelin. Y es que en Barcelona no hay lugar para el aburrimiento.

PARA LA PAREJA COMPROMETIDA: LISBOA

No se puede negar que planear una boda es estresante, pero ¿por qué esperar hasta la luna de miel para salir y relajarse juntos? Y es que una escapadita a Lisboa es una idea magnífica para improvisar unas vacaciones románticas en una bellísima ciudad. Su encanto, sus miradores, su hipnótico estilo de vida portugués y sus atractivos son perfectos para acabar con el estrés pre boda y simplemente amar.

Las calles empedradas, los edificios de color pastel y los viejos tranvías que suben y bajan las colinas tienen la magia de envolver a cualquiera, de transportar a los enamorados a otro tiempo, a otra dimensión.  La belleza de Lisboa se disfruta mejor en uno de los muchos miradouros, o miradores, que se encuentran repartidos por toda la ciudad. Estos balcones ofrecen vistas inolvidables de la ciudad y son el escenario perfecto para improvisar un picnic o tener una velada romántica. Y luego está el embrujo de sus barrios: el histórico Alfama, la magnética Ribeira o el animado Bairro Alto donde la noche se endulza en cualquiera de sus coquetos bares. Y es que el mejor plan en Lisboa es que no hacer ningún plan, es simplemente dejarse llevar a través de sus escalinatas y sus funiculares. Una terapia inmejorable para unas vacaciones en las que el descanso y el amor lo revitalizarán todo.

PARA LOS RECIÉN CASADOS: CRETA

Para los recién casados que sueñan con celebrar su luna de miel en el paraíso, no hay mejor destino europeo que Creta. La belleza salvaje y natural de esta magnífica isla ofrece el marco perfecto para relajarse y disfrutar de los primeros días de matrimonio en una lujosa tranquilidad. Porque aquí lo que les espera a los recién casados son playas aisladas e impresionantes y aguas azules y cristalinas.

La mejor manera de experimentar la isla durante la luna de miel es alquilar un coche y conducir hasta sus rincones más remotos y escarpados. En el salvaje lado suroeste de la isla sorprende Elafonisi, una de las mejores playas de Europa y famosa por su arena rosa natural. Cerca, siguiendo por la costa, se encuentra el encantador pueblo de Chania donde sus pintorescas callejuelas enamoran en su casco antiguo. Un poco más adelante, la ciudad de Falassarna ofrece una de las puestas de sol más maravillosas de todo el país. Y esto es solo el principio de una luna de miel marcada por la tranquilidad y el amor.

PARA EL MATRIMONIO ESTRESADO: TENERIFE

El estrés diario de hacer malabares con el trabajo, los niños y la rutina puede afectar cualquier relación. Pero reservar tiempo para una escapada juntos, aunque sea sólo por unos días, es una necesidad para todos los matrimonios con hijos de vez en cuando. No importa cuánto tiempo se lleve juntos, la isla de Tenerife es uno de los mejores lugares del mundo para mantener viva la llama del amor en cualquier relación. Desde las cumbres volcánicas que se elevan vertiginosamente hasta las playas cristalinas, los impresionantes paisajes de la isla son el escenario perfecto para relajarse, explorar y revitalizar la complicidad con la pareja con nuevas y emocionantes actividades. Y todo ello con el añadido de que aquí el verano es eterno.

Tenerife ofrece una variedad de experiencias únicas para todo tipo de matrimonio, desde escalar el tercer volcán más alto del mundo, el Teide, hasta relajarse en las playas soleadas o reenamorarse caminando entre los árboles laurisilva de la península de Anaga. Pero la isla es mucho más. Sus tranquilos pueblos canarios son un contrapunto de paz a sus animados centros urbanos mientras que sus paisajes y olas piden a gritos ser domesticados en bicicleta o sobre una tabla de surf. Actividades y turismo, dos fórmulas perfectas para huir de la rutina y reencontrarte con la pareja. Porque las posibilidades son infinitas en Tenerife sin importar la temporada ni las fechas.

PARA LAS PAREJAS CUYOS HIJOS HAN VOLADO DEL NIDO: BUDAPEST

El momento en el que los hijos dejan el hogar tiene un doble filo. Sí, puede dar mucha pena, pero también es una puerta para vivir nuevas experiencias con el ser amado. Para ello, la capital húngara es un destino ideal por su belleza y su riqueza histórica y cultural a lo largo del Danubio.

Para descubrir o redescubrir Budapest lo mejor es empezar en lo alto del Castillo de Buda, en el Bastión de los Pescadores, desde donde obtener la mejor panorámica visual y conceptual de la ciudad. Construida originalmente como torre vigía en el siglo XIX, la atmósfera romántica de su fachada de piedra que domina toda la urbe la convierte en una de las principales atracciones turísticas de Budapest. Después espera el cercano castillo de Buda, que ahora alberga la National Gallery y el Museo de Historia de Budapest, y el emblemático Puente de las Cadena que conduce hasta el centro de la ciudad.

Después de unos días de turismo, no hay mejor manera de relajarse que visitar uno de los espectaculares baños termales de la ciudad. Budapest, al construirse sobre más de un centenar de fuentes termales, ha sido siempre una localidad balneario desde la época romana. Hoy en día, tanto los visitantes como los locales disfrutan de las cálidas aguas de los impresionantes baños de Budapest durante todo el año.

Esta combinación entre escapada relajante y vidilla cultural hace a Budapest una ciudad muy versátil y perfecta para celebrar esta nueva época, la de ser los reyes de la casa y volver a vivir por y para la pareja.

PARA LA PAREJA JUBILADA: MALLORCA

La flexibilidad de agenda y de fechas y el lujo de no tener que pensar en las presiones del trabajo mientras está de vacaciones son sólo algunas de las razones por las que la jubilación es uno de los mejores momentos de la vida para viajar. Una vez que se está en esta etapa tan especial es el momento de disfrutar de la libertad sin preocupaciones. Y si es en un paraíso como Mallorca, mucho mejor.

La isla ofrece carreteras por las que conducir con tranquilidad desde donde contemplar la impresionante costa mientras se para en alguna de las mejores playas de Europa. Por ejemplo, Playa de Muro ofrece seis kilómetros de arena blanca y aguas poco profundas donde relajarse tomando el sol y nadando, uno de los deportes más aconsejables en esta edad. Una aventura asequible es lo que supone alcanzar el Cap de Formentor mientras que los pueblos de la Tramontana, liderados por Valldemossa, son el rincón ideal para conectar con el pasado, con la tierra y con la honestidad de las piedras y las callejuelas.

Y es que no importa qué partes de la isla se exploren, Mallorca siempre es un punto de partida inolvidable para disfrutar de la jubilación. Esta joya mediterránea de aguas cristalinas y ritmo pausado es el mejor inicio para unas vacaciones sin fin.

Desde planear una boda hasta planear una escapada de jubilación, viajar es una de las mejores maneras de celebrar el amor en cada etapa de una relación. Ya sea que usted y su pareja hayan estado juntos durante seis meses o cuarenta años, hay un destino europeo que encajará perfectamente en su historia de amor única. Estas animadas ciudades, espectaculares playas y remotos escondites ofrecen algunos de los mejores lugares para celebrar cualquier etapa de una relación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies. By continuing to use this site, you accept our use of cookies.